Monday, November 29, 2010

Nuestra foto



Friday, November 26, 2010

Las personas educadas para el empleo.

Hola, ¿cómo están?, hoy quiero publicar de nuevo un artículo que escribió mi socia Gaby Albarrán.


El artículo está increíble... Que lo disfruten.


Las personas educadas para el empleo


El problema de por qué hay pocos ricos en el mundo tiene una respuesta muy sencilla: La mayoría de las personas están preparadas SÓLO para un empleo.

Los que tenemos la fortuna de estudiar una carrera no salimos pensando en cómo hacer una riqueza, la mayoría salimos pensando en encontrar un trabajo lo más pronto posible, pensamos en que al paso del tiempo iremos aprendiendo y avanzando para después tener una mejor remuneración.

Lo cierto es que nadie, o muy pocos, salen pensando en que quieren poner su negocio, o en que quieren ser sus propios jefes. La mayoría pensamos en entrar a una empresa con renombre.

Pero todo esto se debe a que en las escuelas jamás no enseñan sobre cómo invertir, o cómo administrar un negocio, creo que debería haber una materia donde enseñen cómo podemos ser líderes en negocios, como convertirnos en RICOS.

Si retomamos a Robert T. Kiyosaki, en sus libros nos da una idea de lo que es una verdadera educación financiera, que creo en lo personal, que todos, sin omitir a nadie, deberíamos tener.

Respecto a esto Kiyosaki hace referencia a lo siguiente “En mi opinión, es urgente que nuestro sistema escolar enseñe educación financiera en las aulas escolares tan pronto como sea posible. El aprender a cómo administrar e invertir el dinero es ciertamente tan o más importante que aprender a diseccionar una rana”

Y si nos ponemos a pensar tiene toda la razón, cuántas veces nos han enseñado algo en la escuela que jamás volvemos a usar en nuestra vida diaria ni en nuestra vida profesional.

Por qué no, en vez de esas materias o esas actividades innecesarias, mejor nos ponen una clase de cómo podemos llegar a ser grandes empresarios, o simplemente cómo cuidar nuestro dinero.

Las personas deberíamos estar preparadas no sólo a cómo enfrentar una carrera, a no sólo ser un empleado en una compañía, a no seguir sólo órdenes. Debemos estar preparados para aspiraciones más grandes, a perder el miedo a arriesgarnos, a invertir, a innovar, a CREAR.

Estoy segura que habría muchos más empresarios, muchas más personas ricas, muchos más negocios productivos y sobretodo mucho menos gente pobre, generaríamos más líderes, mucho más gente talentosa y sobretodo EXITOSA.

GAM

Thursday, November 18, 2010

Pato o Águila

Hace unos días me llegó este documento a mi correo, el cual me pareció muy interesante, por lo que me gustaría compartirlo con ustedes, espero les guste.

PATO O AGUILA . . . tú decides

Rodrigo estaba haciendo fila para poder ir al aeropuerto. Cuando un taxista se acercó, lo primero que notó fue que el taxi estaba limpio y brillante. El chofer bien vestido con una camisa blanca, corbata negra y pantalones negros muy bien planchados, el taxista salió del auto dio la vuelta y le abrió la puerta trasera del taxi.

Le alcanzo un cartón plastificado y le dijo: yo soy Willy, su chofer. Mientras pongo su maleta en el portaequipaje me gustaría que lea mi Misión.

Después de sentarse, Rodrigo leyó la tarjeta: Misión de Willy: “Hacer llegar a mis clientes a su destino final de la manera más rápida, segura y económica posible brindándole un ambiente amigable”

Rodrigo quedo impactado. Especialmente cuando se dio cuenta que el interior del taxi estaba igual que el exterior, ¡¡limpio sin una mancha!!

Mientras se acomodaba detrás del volante Willy le dijo, “Le gustaría un café? Tengo unos termos con café regular y descafeinado”. Rodrigo bromeando le dijo: “No, preferiría un refresco” Willy sonrío y dijo: “No hay problema tengo un hielera con refresco de Cola regular y dietética, agua y jugo de naranja”. Casi tartamudeando Rodrigo le dijo: “Tomare la Cola dietética”

Pasándole su bebida, Willy le dijo, “Si desea usted algo para leer, tengo el Reforma, Esto, Novedades y Selecciones…”

Al comenzar el viaje, Willy le paso a Rodrigo otro cartón plastificado, “Estas son las estaciones de radio que tengo y la lista de canciones que tocan, si quiere escuchar la radio”
Y como si esto no fuera demasiado, Willy le dijo que tenia el aire acondicionado prendido y preguntó si la temperatura estaba bien para él. Luego le avisó cual seria la mejor ruta a su destino a esta hora del día. También le hizo conocer que estaría contento de conversar con él o, si prefería lo dejaría solo en sus meditaciones. ...

“Dime Willy, -le pregunto asombrado Rodrigo- siempre has atendido a tus clientes así?”
Willy sonrió a través del espejo retrovisor. “No, no siempre. De hecho solamente los dos últimos dos años. Mis primero cinco años manejando los gaste la mayor parte del tiempo quejándome igual que el resto de los taxistas. Un día escuche en la radio acerca del Dr. Dyer un “Gurú” del desarrollo personal. El acababa de escribir un libro llamado “Tú lo obtendrás cuando creas en ello”. Dyer decía que si tu te levantas en la mañana esperando tener un mal día, seguro que lo tendrás, muy rara vez no se te cumplirá. El decía: Deja de quejarte. Se diferente de tu competencia. No seas un pato. Se un águila. Los patos solo hacen ruido y se quejan, las águilas se elevan por encima del grupo”.

“Esto me llego aquí, en medio de los ojos”, dijo Willy. “Dyer estaba realmente hablando de mi. Yo estaba todo el tiempo haciendo ruido y quejándome, entonces decidí cambiar mi actitud y ser un águila. Mire alrededor a los otros taxis y sus chóferes… los taxis estaban sucios, los chóferes no eran amigables y los clientes no estaban contentos. Entonces decidí hacer algunos cambios. Uno a la vez. Cuando mis clientes respondieron bien, hice más cambios”.

“Se nota que los cambios te han pagado”, le dijo Rodrigo.

“Si, seguro que si”, le dijo Willy. “Mi primer año de águila duplique mis ingresos con respecto al año anterior. Este año posiblemente lo cuadruplique. Usted tuvo suerte de tomar mi taxi hoy.
Usualmente ya no estoy en la parada de taxis. Mis clientes hacen reservación a través de mi celular o dejan mensajes en mi contestador. Si yo no puedo servirlos consigo un amigo taxista águila confiable para que haga el servicio”.

Willy era fenomenal. Estaba haciendo el servicio de una limusina en un taxi normal.

Posiblemente haya contado esta historia a más de cincuenta taxistas, y solamente dos tomaron la idea y la desarrollaron. Cuando voy a sus ciudades, los llamo a ellos. El resto de los taxistas hacen bulla como los patos y me cuentan todas las razones por las que no pueden hacer nada de lo que les sugería.

Willy el taxista, tomo una diferente alternativa:

El decidió dejar de hacer ruido y quejarse como los patos y volar por encima del grupo como las águilas.

No importa si trabajas en una oficina, en mantenimiento, eres maestro, Un servidor público, “político", ejecutivo, empleado o profesionista, ¿Cómo te comportas? ¿Te dedicas a hacer ruido y a quejarte? ¿Te estás elevando por encima de los otros?
Recuerda: ES TÚ DECISIÓN Y CADA VEZ TIENES MENOS TIEMPO PARA TOMARLA

Recibe los 7 dones del Espíritu Santo:
Sabiduría, Entendimiento, Ciencia, Consejo, Piedad, Temor de Dios y
Fortaleza úsalos para servir a tu comunidad y empieza por tu familia.
Que tus problemas sean menos, tus Bendiciones más y que sólo la
Felicidad entre por tu puerta.


Atentamente,
Un pato dispuesto a ser águila...

Quieres ser feliz un día : Véngate
Quieres ser feliz siempre: Perdona


DEJEMOS DE SONAR COMO PATOS Y CONVIRTAMONOS EN AGUILAS

UN ABRAZO

Friday, November 12, 2010

Piensa positivo y tendrás lo que deseas SIEMPRE.

¿Alguna vez has oído de la ley de atracción? Sí, aquella teoría que nos dice que todo lo que pensemos será atraído hacia nosotros, sea positivo o negativo.
Pues bien, qué pasa si esta ley la tratamos de aplicar a cada uno de los planes que tenemos o tal vez a un plan de negocio que tengamos.
La mayoría de nosotros hemos pensado en poner un negocio en algún momento de nuestras vidas, pero la mayor parte de las personas no se arriesgan o piensan en el fracaso, incluso, antes de intentarlo.

Eso pasa con la rutina diaria que tenemos en nuestra vida, muchos de nosotros siempre estamos pensando en lo malo que nos pueda pasar, en “qué tal si hoy fracaso” o, “que tal si en el trabajo no logro lo que me pidieron”, por qué no pensar en el hoy va a ser un gran día, todo lo que me proponga lo lograré, o simplemente hoy podré hacer eso que tanto trabajo me ha costado.

Pues lo mismo debe pasar con un negocio, desde que planeamos la idea debemos verlo como un proyecto en GRANDE, como algo que definitivamente nos hará felices y capaces de administrar no sólo nuestra vida personal sino también la financiera.
Hace unos días leía un blog en el que una chica mencionaba como había cambiado su forma de pensar respecto a los negocios y como el pensar positivo le había ayudado no sólo a atraer el dinero y el éxito sino también a gente positiva para su proyecto y sobretodo clientes.

Su frase principal fue esta: “Recuerda que la emoción o sensación que está detrás de lo que decimos es tan importante como las palabras que decimos. Si queremos atraer clientes y que paguen gustosamente por nuestros servicios, debemos SENTIRNOS gustosos cuando pagamos por los servicios de otros…”

Y es que seguramente las personas más ricas del mundo no van reclamando por la vida las cosas malas que les han pasado o si un negocio no les funcionó, ellos piensan siempre inmediatamente en lo que sigue, en lo positivo, y en que van a emprender para salir adelante, de antemano ya están viendo su siguiente victoria.

Los grandes ricos Bill Gates, Rockefeller o Carlos Slim no piensan en los fracasos, y eso no quiere decir que no los han tenido, lo mismos aplica para ti, nadie puede huir de los fracasos porque son parte de nuestra vida diaria, sin embargo si piensas en ellos o en tus miedos lo único que harás es atraer lo negativo, estarás adelantando un fracaso del que sólo tú serás responsable.

Siempre piensa en grande, en lo grande que puedes ser, en lo grande que puede ser tú negocio, tus clientes, tu dinero, tu felicidad, porque de esos pensamientos construirás tu camino hacia un buen negocio y sobretodo hacía el éxito.

Monday, November 1, 2010

Primeros 2 Integrantes del G8.

A continuación presento la imagen de cómo se va conformando El Grupo de los 8. Iván y yo cerramos un trato el sábado. A más tardar, para mi próximo cumpleaños (17 de Octubre de 2011), después de que tengamos un flujo pasivo de $100,000 usd mensuales, haremos un viaje en helicóptero de 3 horas por toda la ciudad.

¿Quieres unirte al G8? Escríbeme a mi mail diazbarreiro@gmail.com y pongámonos de acuerdo.



Los 11 Hombres Más Ricos de la Historia



Muchos de mis amigos me preguntan las razones por las que en serio deseo ser el hombre más rico de la historia y dudan de que pueda lograrlo. La respuesta no es sencilla. De hecho algunos pueden pensar que quiero ser rico por vanidad, egoísmo, locura o... No sé. Aunque en muchas ocasiones he explicado la parábola de Cristo de El mal administrador, ahora he decidido escribir esta entrada en mi blog, explicando mi sed de éxito económico.



En esencia tengo 3 razones para querer ser no sólo el hombre más rico del mundo, sino el hombre más rico de la historia.



Primera.




Muchos de ustedes saben: mi educación fue esencialmente religiosa. Toda mi vida estudié en escuelas católicas y ahí aprendí cierta relación con respecto a las riquezas. De hecho una relación negativa con respecto a las riquezas. En resumen, el argumento por el que mi relación con la riqueza siempre fue negativa es la razón por la que muchos católicos decidimos ser pobres: Si Cristo era pobre, entonces la pobreza es una virtud. De hecho Cristo condena a los ricos diciendo que es más fácil que un camello entre por el ojo de una aguja a que un rico entre en el reino de los cielos.



Los santos fueron pobres...



Y evidentemente, durante toda mi vida me preparé para buscar virtud en la pobreza.



Sin embargo, después de leer algunos libros y de estudiar mejor el evangelio, me di cuenta que el Universo es infinitamente vasto y rico y que el hombre tiene la inteligencia de utilizar esa abundancia en su favor. En ese sentido, Dios es el ser más rico del universo y nosotros, como sus hijos, hemos recibido el regalo de la abundancia. Pero no una abundancia en "mal plan". Una abundancia fantástica que puede satisfacer nuestras necesidades y las necesidades de otros seres en la tierra.



No sólo leí algunos libros, sino que también comencé a estudiar las vidas de muchas personas muy ricas y me di cuenta que no sólo eran ricos, sino que en general, tenían cualidades humanas increíbles... De hecho, la mayoría de ellos entiende y entendió que ellos tan sólo eran "Administradores Temporales" de los bienes que custodiaban y por ello se convirtieron en grandes filántropos, apoyaron el arte, las ciencias, la educación, la salud, etc.



Por supuesto que la riqueza condenable es aquella que oprime a otros, que hace daño a la humanidad... Pero muchos personajes no hicieron su riqueza de ese modo sino que, al contrario, se la pasaron generando abundancia no sólo para ellos, sin para muchas personas en la tierra... Y eso fue lo que los hizo muy ricos.




Segunda.




Se considera que el hombre más rico de la historia ha sido John D. Rockefeller. Su fortuna alcanzó a ser unas 6 veces más grande que la de Bill Gates en sus mejores épocas ¿Saben en qué época hizo Rockefeller su fortuna? Alrededor del año 1900.



En el 1900 la humanidad a penas alcanzaba los 1,650,000,000 (mil seiscientos cincuenta millones de habitantes), las comunicaciones eran limitadas: No había aviones, no había teléfonos celulares, no había Internet.



Hoy día tenemos aviones, coches, internet, teléfonos celulares, computadoras y además, el mundo está a punto de alcanzar los siete mil millones de habitantes... Hoy el mundo es más abundante que nunca, nuestras industrias pueden contar con muchísimos más clientes potenciales que los que pudo tener Rockefeller.



Por lo tanto, cualquier razón que una persona pueda utilizar para decir que no tengo las posibilidades de ser el hombre más rico de la historia, se equivoca POR COMPLETO. H0y es el momento para hacer grandes fortunas... Las crisis no existen más que en la mente de los individuos. Si logramos sembrar esa semilla en las personas, seremos INMENSAMENTE RICOS. No importa que las grandes empresas y corporaciones sean gigantes y que nosotros seamos uno viles pigmeos... Como bien decía Newton, podemos montarnos sobre sus hombros para alcanzar resultados FANTÁSTICOS.



Tercera.



Cada peso que gano... cada peso que invierto... considero que es un don que Dios me ha regalado para poder ser no sólo un buen administrador, sino el mejor administrador e inversionista de la tierra.



Sí, tengo 29 años y a penas termino de salir de un grave bache financiero... Pero lo estoy logrando y sé que asociándome con la gente adecuada, no sólo yo seré inmensamente rico, sino que muchas personas a mi alrededor podrán gozar de riqueza y abundancia para disfrutar las mejores cosas de la vida.






Saludos



Luis